www.biodescodifica-t.com

LUIS PALACIOS Y YOLANDA S. JIMÉNEZ …TERAPEUTAS EN BIONEUROEMOCION-BIODESCODIFICACION CP1-CP2-CP3-CP6... PNL… HIPNOSIS ERICKSONIANA… SAAMA… KINESIOLÓGIA HOLISTICA… REGISTROS AKASHICOS…THETAHEALING…PSYCH-K…METODO YUEN…PSICOTERAPIA PRANICA…REIKI… … TERAPIA PRESENCIAL Y POR SKYPE … TEL: +34.652.060.777 … Mail: biodescodifica-t@hotmail.eshttp://biodescodifica-t.com

domingo, 21 de octubre de 2012

PIRAMIDES, MISTERIOS RESUELTOS, Entrevista a Gabriel Silva

Gabriel Silva



Psicólogo, antropólogo de campo, interdisciplinario. Investiga el Efecto Piramidal desde niño pero en práctica desde 1973. Dirigió el equipo de investigación "Osiris", de física cuántica, desde 1984 hasta 1991. En España, en 2001 fundó junto con su esposa Viky Sánchez la empresa Piramicasa, destinada a divulgar materialmente el producto de la investigación con pirámides, en sus aplicaciones para la salud, la agricultura, la apicultura y otras utilidades.
El mismo año, fundó el Segundo Equipo Científico Osiris, de treinta científicos de diversos países, compuesto por más en especial médicos y físicos.

www.piramicasa.es

Misterios Resueltos de las Pirámides



Ir a descargar 

 La llamada "Enegía Piramidal" choca en cuestión de términos con los recalcitrantes teóricos que no tienen argumentos para discutir hechos evidentes, y se empeñan en no puede existir tal energía porque sólo hay cuatro formas: Nuclear débil, nuclear fuerte, gravitacional y electromagnética. Sin embargbo, decimos energía piramidal de la misma manera que estos sabihondos dicen "energía eólica", "energía eléctrica" o "energía física" o muchas más formas de referirnos a la modalidad, origen, forma de producción energética, su manipulación o aplicaciones. Los médicos cubanos, que llevan décadas trabajando con pirámides, le llamaron (en sabia decisión) "efecto piramidal" para esquivar esas discusiones ridículas de los 
pseudoescépticos y de los teóricos.

 



en síntesis, para los que buscan información sobre el tema, digamos que el poder mágico de las pirámides es tan "mágico" como cualquier cosa natural cuyos resultados prácticos son excelentes, aunque se sepa o no sobre las causas (o la sucesión causa-efecto) que produce un fenómeno determinado. El Efecto Piramidal implica movimiento de partículas, de moléculas, cambios físicos y por ende orgánicos cuando se aplica a personas, animales o plantas, y es bien sabido que para que haya cambios, debe haber movimiento, y si hay movimiento, hay algún tipo de ENERGÍA involucrada. En realidad la energía piramidal ( y no nos cortamos en llamarla así), existe, porque es una modalidad de proceso energético bien diferenciado de lo habitual y más conocido. No es que la "energía piramidal" se sume a las cuatro clases de energía conocidas y aceptadas académicamente, sino que se trata de una modalidad de uso diferente.


Si "rizamos el rizo" o "hilando más fino", en realidad la energía es una y no cuatro. La energía gravitatoria, o sea la misma que impone orden en el macrocosmos, es la misma que causa la energía nuclear débil y la fuerte, sólo que en el universo atómico. Y la "energía electromagnética", no es más que una modalidad de efectos concatenados, que producen a su vez infinidad de otros efectos. Sin embargo, lo importante en relación a la energía piramidal, es la cantidad de aplicaciones concretas, prácticas y de suma utilidad que tenemos con ellas, desde curar definitivamente el reuma (prácticamente todas las enfermedades reumáticas), la esclerosis múltiple y muchas otras. En el laboratorio físico podemos discutir mucho acerca de las teorías, pero mucho más es lo que podemos hacer en la práctica. Pero en cuanto a las aplicaciones terapéuticas de las pirámides, o sus usos para conservación de alimentos, de poco y nada sirven las teorías y todo lo que sabemos hasta hoy (mayo de 2012) es producto de cuatro décadas de práctica, aparte de seis años intensos de investigación cuántica con investigación complementaria a nivel biológico y casi cohetáneamente, con decenas de miles de pacientes tratados con éxito, especialmente en Cuba.

La 


Historia de las pirámides en los ámbitos académicos oficiales sí que tiene aberraciones en las que los supuestos escépticos deberían poner un poco más su atención, pues dichas teorías hablan de que en veinte años un faraón megalómano llamado Keops ( Cheops, Kheops o Jufu ) pudo construir con cien mil hombres, herramientas de cobre y cuerdas de lino, una obra tan formidable como la Gran Pirámide, que debió consistir en: 1) Diseño (que nuestros actuales ingenieros tardarían un par de año usando potentes ordenadores) 2) Corte en cantera (calizas del otro lado del Nilo y granitos de Aswan a casi mil kilómetros) de aproximadamente 2.500.000 (dos millones y medio) de bloques de entre 2,5 y 80 toneldas... Los más grandes y pesados, justamente de más lejos. 3) Traslado (que además de no haber lanchas ni barcos ni barcasas de madera o juncos que pudieran resistir esos pesos, requerirían gruas tanto o más grandes y fuertes que las que usamos actualmente en los puertos). 4) Ajuste: Hay que considerar que no existe un bloque igual a otro en ninguna de las pirámides. Aunque muy similares en algunos casos, los más parecidos tienen diferencias de varios centímetros, sin embargo en la construcción no queda ni un milímetro de desajuste. 5) Colocación: Las teorías sobre rampas no tienen sentido ni tampoco la construcción en "caracol", aunque es la más aparentemente lógica de algunos ingenieros. Sin embargo existen los mismos inconvenientes en esa teoría, porque los egipcios de la IV Dinastía (ni inmediatamente anteriores ni posteriores hasta el siglo XIX) no disponían de sistemas de alzado adecuados a una obra de esa índole. Una estatua de Ramsés II es lo más grande que han podido alzar y transportar en una pieza y ello aún es dudoso de que sea cierto, debido a la gran cantidad de patrañas que cuenta la historia oficial. Y hasta tal punto existen contradicciones en la versión oficial, que parece todo inventado sin sustento, armado en dos siglos de sucesivos descubrimientos que se han ido ajustado (no tan bien como los bloques de las pirámides) a las versiones teóricas pre-existentes. 6) Revestimientos: Merecerían un capítulo aparte, porque colocar 27.000 bloques de caliza blanca, perfectamente pulidos, de forma trapezoidal, es un tema -sólo esa parte del misterio- que trae de cabeza a grandes arquitectos e ingenieros de nuestra época. 7) Toda la obra de Gizé (no sólo la Gran Pirámide) tiene una exactitud constructiva que supera a lo que podría hacer la más moderna tecnología, y lo mismo ocurre en cuanto a definiciones geodésicas, es decir: Orientación, ubicación (que divide exctamente las tierras y aguas del planeta), etc. Los "teodolitos" que usaban los egipcios eran una caña sobre un trípode de madera y lo usaban para estudiar el declive de los campos de cultivo, a efectos del regadío. 8) No hay papiros, jeroglíficos, grabados ni nada escrito por los propios egipcios supuestos constructores... ¿Cómo es posible que no exista ni un solo friso donde un faraón o un arquitecto haya dejado constancia de su obra?. Creer que existiese un tabú o una extrema humildad al respecto, que los autores prefiriesen el anonimato, es tan impensable como hoy.

Entonces combinemos interdisciplinariamente los factores: a) Hay unas construcciones imposibles de hacerse como lo dice la versión oficial, con millones de bloques de varias toneladas. b) Se producen en dichas construcciones unos efectos concatenados que conocemos como "energía piramidal". c) Hoy sabemos que la proporción de la Gran Pirámide es exactamente la misma que tiene la molécula de agua optimizada, formada por cinco monómeros de H2O. Bastan estos detalles para que cualquier persona pensante deje de discutir sobre si el término "energía piramidal" es correcto o no, y se dedique a investigar preguntándose ¿ Qué clase de energía utilizaron para construir las grandes pirámides ?. Más detalles y otra discusión respecto a la energía piramidal, en 
este enlace.

http://www.luispalacios-reporterosciudadanos.blogspot.com 
http://www.arel-reporterosciudadanos.blogspot.com
http://www.lacajadepandora.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada