www.biodescodifica-t.com

LUIS PALACIOS Y YOLANDA S. JIMÉNEZ …TERAPEUTAS EN BIONEUROEMOCION-BIODESCODIFICACION CP1-CP2-CP3-CP6... PNL… HIPNOSIS ERICKSONIANA… SAAMA… KINESIOLÓGIA HOLISTICA… REGISTROS AKASHICOS…THETAHEALING…PSYCH-K…METODO YUEN…PSICOTERAPIA PRANICA…REIKI… … TERAPIA PRESENCIAL Y POR SKYPE … TEL: +34.652.060.777 … Mail: biodescodifica-t@hotmail.eshttp://biodescodifica-t.com

martes, 17 de diciembre de 2013

Cómo se hizo la SÁBANA SANTA con Carlos Mesa



Tuve la oportunidad de asistir en mayo del 2010 a este momento clave de la historia, después de la restauración a la que había sido sometida la Síndone, limpiándola y devolviéndole su color original. El Santo Sudario de Turín es una tela de lino que muestra la imagen en negativo fotográfico de un hombre que presenta las mismas marcas y suplicios que se narran en los Evangelios durante el momento de la Crucifixión. Actualmente se guarda en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista, en la mencionada ciudad de Turín.
Se han escrito ríos de tinta, intentando demostrar su veracidad, y un sinfín de detractores han intentado señalar que, cada una de las teorías y pruebas aportadas a su favor, son falsas.


carlos-facebook-02001-201x300

CARLOS MESA

Carlos Mesa, periodista especializado en nuevas tecnologías y enigmas de la historia, comenzó escribiendo sobre viajes relacionados con el misterio en revistas como Mas Allá, Año Cero, Primera Línea, y Próximo Milenio. Paralelamente fue el director de revistas especializadas en informática. Ha colaborado en publicaciones tan prestigiosas como Diario 16, MAN, Interviú, Tiempo, La Gaceta de los Negocios, por citar algunas. Ha trabajado en diversos programas de radio, en emisoras como Radio Nacional de España, Onda Cero, y la primera etapa de Flaix FM. Ha tenido incursiones televisivas en programas de televisión de Canal 25, TVE, Canal 24 horas, TVE Internacional, la 2, Telecinco, y en el programa “Cuarto Milenio”, de Iker Jiménez, en Cuatro. Todos sus viajes y aventuras los suele plasmar en su blog personal: http://www.carlosmesa.com. En la actualidad escribe para las revistas Año Cero, y Enigmas; colabora mensualmente en el programa radiofónico “Luces en la oscuridad”, de Pedro Riba, en ABC Punto Radio; ha escrito dos libros de misterio, “Planeta Insólito” (ed. Lulu) y “Profecías mayas: mito y realidad” (ed. Nowtilus); y hace de guía cultural para varias rutas por la Barcelona del misterio con su empresa Planeta Insólito SL. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autónoma de Barcelona. Ingeniero Técnico de Sistemas Informáticos por la Universitat Oberta de Catalunya. Máster en redes Cisco CCNA. Miembro 1797 de la Sociedad Geográfica Española; miembro 354 de la Asociación Iberoamericana de Periodistas Especializados y Técnicos. Miembro Advanced Open Water Diver por la Scuba Schools International. Miembro de la Asociacion Fotografica Enfoque Selectivo.




Cómo se hizo la SÁBANA SANTA  con  Carlos Mesa

Link del vídeo en youtube: http://www.youtube.com/watch?v=VBSY7PNPZWA
AUDIO:    


Artista Musical: José Vaso
Er.22 Producciones Musicales
http://soundcloud.com/er-22-1
er.22.music@gmail.com
Tema Musical: NUEVOS HORIZONTES.mp3

Grabación: Jose Tamayo - tote@lacajadepandora.eu
Grabación y edición de vídeo: www.lacajadepandora.eu   http://biodescodifica-t.com

vlcsnap-2013-12-17-09h39m40s51
vlcsnap-2013-12-17-09h40m34s86

-----------------

vlcsnap-2013-12-17-09h40m09s117

Sitio oficial del libro Planeta Insólito

"Un repaso a las historias que ponen en entredicho lo que siempre nos han contado." - Carlos Mesa

En esta obra encontrarás los siguientes temas, entre otros: Egipto: arqueología prohibida. Las pinturas del Tassili. Lugares medievales de leyenda. La estación de tren de Canfranc. La leyenda del lago Engolasters en Andorra. Solanell, pueblo abandonado en el Pirineo catalán. La fortaleza inexpugnable de San Cristóbal. Las brujas de las cuevas de Zugarramurdi. El barrio judío de Barcelona. París: arqueología y fotogrametría. Haití: vudú. Valencia: en busca del Santo Grial. Ooparts: objetos imposibles. La ciudad subterránea de Derinkuyu. El manto de la virgen de Guadalupe. Las piedras de Ica. 2012: las falsas profecías mayas. El Club Bildeberg. Un extraño llamado Yahvé. El fraude de la Trinidad y el Espíritu Santo. Once alusiones históricas sobre Jesús de Nazaret. Cronología de la Sábana Santa. ¿Qué fue del conde de Saint Germain? ¿Dónde comenzará la tercera guerra mundial? La Atlántida y el Zodíaco de Dendera. El manuscrito Voynich. El mapa de Piris Reis.

320

-----------------------------


DIEZ PUNTOS QUE DESMONTAN EL MITO DE LA SÁBANA SANTA
18 Junio 2013
jesus4-235x300

La réplica de la Sábana Santa realizada mediante luna cornata
La relación de diez puntos que tiran por tierra cualquier teoría que pretenda demostrar que la Síndone de Turín, conocida por Sábana Santa, cubrió el cuerpo de Jesús de Nazaret.
1. Los sindonólogos creen estar ante uno de esos misterios inexplicables, en el que se achaca la emisión producida por una radiación al hecho de ver esa figura impregnada en la sábana. Se dice que no hay nada que pueda explicar ese efecto. Y eso no es verdad.
Secondo Pía la fotografió en 1898, dándose cuenta de un particular detalle. Se trataba de un negativo fotográfico. Y dio en la clave. Eso sí, no todo es un negativo en la imagen, pues si hubiera habido una fuerte radiación, la misma sangre que impregna el lienzo hubiera sufrido la misma transformación en negativo. Pero no, la sangre es sólo sangre. No sólo eso, tratándose de un negativo y teniendo en consideración el color de la barba del negativo, que es oscura, eso implicaría que la barba original del positivo debería ser blanca. ¿Y desde cuándo se representó a Jesús con barba blanca? Aquí vemos uno de los primeros fallos del autor de la falsificación.
En cualquier caso tratándose de una fotografía, ¿ya existían las técnicas fotográficas en tiempos pasados? Sí, la cámara oscura ya se había inventado en Bagdad en el siglo VI, apareciendo en el libro “Tratado öptico” del árabe Alhacén, en el año 965. Roger Bacon en el siglo XIII lo llamó “luna cornata”, pues amplió su uso haciendo que esta técnica permitiera impregnar telas de imágenes. Bacon fue acusado de herejía por usar como modelos para sus fotografías, ni más ni menos, que a cadáveres.
Los alquimistas medievales se sabe que usaban haluros de plata para ennegrecer partes de una tela empapada con una exposición prolongada al Sol. Tomás de Aquino, en el siglo XIII, habla de las propiedades de las sales de plata o cloruros de plata, para realizar fotografías.
Para realizar el experimento de la “luna cornata” usé una tela recubierta de yoduro de plata. No es cloruro de plata, como algunos pudieran imaginar. El yoduro deja ese color característico amarillo y reacciona ante la luz para convertirse en una placa fotográfica. También se puede usar yoduro de mercurio. De hecho, en los análisis efectuados por el doctor McCrone sobre la Sábana Santa de Turín se encontró que todo el tejido estaba cubierto con esta capa de yoduros.
Para el proceso sólo tienes que usar un calco de una figura original que, o bien, reproduces en una hoja vegetal o bien usas una cámara oscura, como las de Roger Bacon que, además, coincide en tiempo con la datación por Carbono 14 de la Sábana de Turín. Ahora bien, personalmente el dibujo en la hoja vegetal es tan tosco que dudo que fuera un calco con cámara oscura. Creo que está pintado a mano.
Finalmente se coloca la hoja vegetal encima de la tela con yoduro de plata, y he ahí el resultado.
Mi dibujo está hecho a mano, basándome en cualquier Pantocrator bizantino, como el de Dafne. El resultado a la vista está. Es tan bueno que podría confundirse con la Sábana Santa de Turín. Incluso se puede realizar una tomografía con mi experimento y el resultado sería una escultura 3D. No hay escrutinio que pueda afirmar que hay fallos en mi experimento.
Se comenta que la Sábana Santa oculta una tomografía, pero en realidad se trata de una reconstrucción tomográfica. Las proyecciones de un objeto a determinado ángulo \theta están conformadas por una serie de integrales de línea. En las tomografías axiales computarizadas de rayos-X, los integrales de línea representan la atenuación total del haz de rayos-X mientras estas viajan en línea recta a través del objeto. Como mencionado anteriormente, la imagen resultante es un modelo 2D (ó 3D) del coeficiente de absorción. Hablando de una manera más comprensible, con cualquier imagen 2D se puede obtener una reconstrucción tomográfica 3D.

Una de las primeras pruebas realizadas mediante la luna cornata
jesus2-154x300
2. La tela del lino, dicen los supuestos expertos, corresponde al siglo I. La tela del lino se entrelaza en su giro en sentido horario, y los obenques judíos no seguían esta técnica. Ni por asomo esa industria es del siglo I. Es más, en el año 2009 se encontró en Jerusalén un sudario datado en el siglo I, que permitió conocer realmente qué sistemáticas se usaban en la confección de estos tejidos.
El paño difiere mucho de la Sábana Santa de Turín, lo que llevó a concluir que esta última no data de aquellos años. Se trata de una tela mucho más sencilla, con una textura diferente y dividida en dos piezas, mientras que la famosa reliquia es más compleja y está elaborada en una sola pieza.
El estudio aparece en la publicación científica en internet PloS ONE Journal (http://www.plosone.org/article/info:doi/10.1371/journal.pone.0008319). En el enlace se observan las enormes diferencias entre un auténtico sudario del siglo I y el de la Síndone de Turín.
3. Las longitudes de las anatomías del cuerpo de la Síndone son incorrectas. La cabeza está desproporcionada. El resto del cuerpo contiene ocho veces y media la cabeza, cuando en cualquier cuerpo la proporción es de siete. El cuello de la figura de la Sábana tiene una línea de ensamblaje entre la cabeza y el tronco, lo que denota una doble exposición fotográfica. Y por último la longitud por la parte frontal es de 1,83 metros, mientras que la parte dorsal tiene cinco centímetros menos, como si se tratara de dos cuerpos distintos.
El hombre de la sábana santa, que supera los 1,80 metros de altura y los 80 kilos de peso, está en una postura imposible. Mientras que en la imagen frontal aparece relajado, con ambas piernas totalmente estiradas, en la vista dorsal está impresa la planta del pie derecho, lo que exigiría que hubiera doblado una rodilla. En el rostro no hay ninguna simetría y la larga melena no cae hacia la nuca, sino que se mantiene suspendida como por arte de magia.

El muñeco usado como modelo para una de las primeras pruebas con luna cornata
jesus1-124x300
Pero aún hay más. Cuando alguien se tumba de espaldas, las nalgas quedan aplastadas contra la superficie en la que el cuerpo reposa y eso no ocurre con la figura de la sábana, que, en el colmo del puritanismo, oculta los genitales con las manos, qué casualidad. Es como si el creador de la misma se autocensurara.
Y lo más descabellado e inverosímil es el rostro. Cuando a una persona le depositan una sábana sobre la cara ésta le cuelga por las orejas. La impregnación fotográfica (o radiación para los creyentes) mostraría al desplegarse la sábana un rostro deforme, con las orejas muy separadas de los ojos, es decir un rostro ancho, pues el tejido le habría caído por los lados. ¡Pero no! Nuevo fallo del autor de la Síndone, el rostro es simétrico y no sufre el efecto de haberse consignado sobre la cara de nadie.
4. La perforación en las muñecas es falsa. No sé de dónde habrá salido esa conclusión actual, pero basta mirar el original para darse cuenta de que el hombre del sudario está crucificado por el metacarpo. Algunos pueden aludir que es el carpo, pero el carpo es todo hueso, así que debería ser entre medio de los huesos cubito y radio, como así ajusticiaban los romanos. Como el clavo se advierte en la zona del carpo, los creyentes de la Sábana Santa argumentan que esa es la parte del dorso y que por la parte de la palma entró correctamente, habiendo atravesado los clavos oblicuamente en ambas manos. Para echarse a reír. Cualquiera con un par de ojos bien entrenados puede ver que la Sábana Santa muestra a un hombre crucificado por la zona del metacarpo, como siempre se representó a todos los Cristos, y eso es improbable que sucediera, pues el peso del hombre de la Sábana Santa hubiera desgarrado la piel.
5. La sangre localizada en el lienzo, afirman los creyentes, es del tipo AB, muy común entre los judíos de la época. Esto sólo ya desmontaría cualquier prueba a favor. Veamos, los tipos de sangre son cuatro: A, AB, B y O. El grupo AB apareció hace 1500 años, por una mutación genética. Es de reciente evolución y un grupo muy raro. Cualquier médico sabe de este particular.
 la_-sabana-santa_giulio_ricci_2_3_4
Análisis microscópico de la sábana original
Pero aún viene lo mejor. El grupo AB al que supuestamente atribuyen la sangre de Jesús en la Síndone sólo representa el 1% de la población de Israel. No es nada común en los hebreos, todo lo contrario. El grupo sanguíneo más habitual es el Universal (37% entre hebreos) y el A+ (34%).
Más información sobre los grupos sanguíneos de las poblaciones enhttp://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_sanguíneo
6. Los pólenes, siguen insistiendo los creyentes, refutan que la Sábana es del siglo I.
Es cierto que hay pólenes. Se encargó al palinólogo Max Frei, de la Universidad de Zurich, que realizara este análisis. En 1978 Frei usó cintas adhesivas para tal cometido.
Frei afirma haber aislado los granos de pólenes más comunes, habiendo descartado estos, quedándose con 26 muestras de los más raros.
De las 26 muestras analizadas, Frei concluyó que sólo dos pertenecen a plantas originarias del Oriente Próximo, especialmente del desierto y las estepas. Y aunque los pólenes podían haberse datado para saber a qué época pertenecían, Frei nunca llevó a cabo este análisis. Frei sólo dijo que de las 26 muestras distintas, 2 parecían pertenecer a la zona de Palestina.

Mi análisis microscópico, con capas quemadas idénticas a la sábana de Turin
resultados-test-300x225
Aun así, los partidarios de la Sábana Santa afirman y vuelven a alegar que Max Frei dictaminó que todas las muestras de pólenes eran de la Palestina del siglo I.
En ocasiones veo que la paradoja del teléfono se cumple. Uno dice una cosa, y cuando llega al otro lado del hilo telefónico, del mensaje original ya no queda nada.
En cualquier caso, todo el mundo parece haberse olvidado que la Síndone lleva viajando desde hace más de 6 siglos por todo el mundo, cuando comenzó la primera ostensión de la sábana en el siglo XIV. Así que es lógico que se haya embebido de pólenes de varios países.
Sin embargo, el botánico francés Jacques-Louis de Beaulieu, de la Universidad de Marsella, revisó el trabajo de Frei y llegó a la conclusión de que éste había cometido muchísimos errores al datar la clasificación de los pólenes, tan abultados que no había ninguno que en realidad procedería de Oriente Próximo ni de Palestina.
¿Por qué nunca se cita el trabajo de Jacques-Louis de Beaulieu y sí el de Max Frei? ¡Vivir para ver!
7. Lo que hay que leer por Internet. Este párrafo está en todas partes:
“Un grupo de la NASA comprobó la absoluta ausencia de pigmentos, tintas u otros medios de pintura en la Sábana Santa. No hay imagen del cuerpo bajo las manchas de sangre. Por lo tanto, la imagen se formó después de las manchas de sangre. La imagen del cuerpo del Hombre de la Sábana no está hecha manualmente: no es una pintura, ni una quemadura (las quemaduras existentes no son parte de la imagen sino que fueron causadas por un incendio en 1532). El origen de la misma es un enigma científico que todavía no se ha resuelto. No se conocen los mecanismos físico-químicos que han producido esta oxidación y deshidratación de las fibras más superficiales del tejido. Sobre la Sábana no hay huellas de pigmentos colorantes. La imagen es el resultado de deshidratación y oxidación de la celulosa contenida en las fibras en la superficie de la tela. Pero cómo se formó es un misterio”.

A la izquierda un leptón romano, y a la derecha la tela de la Síndone donde dicen se aprecia el leptón romano. ¿Alguien lo ve?
lepton-300x195
¿Qué hay de verdad en lo anterior?
La Sábana Santa fue un asunto exclusivamente religioso hasta que, a finales de los años 70, se comenzó a decir que la NASA la había examinado. La información llegó a España a través de las revistas esotéricas Karma.7 y Mundo Desconocido. La NASA nunca examinó el lienzo de Turín.
La investigación corrió a cargo del Proyecto para la Investigación del Sudario de Turín (STURP), un grupo de creyentes vinculado a la religiosa Hermandad del Santo Sudario del que formaban parte, a título particular, algunas personas vinculadas a la NASA. El STURP no perseguía analizar la pieza, sino demostrar su origen milagroso. No adaptar los datos experimentales a lo que esperaban los miembros del STURP costó al microanalista forense Walter McCrone su expulsión del grupo por anunciar la presencia de yoduros (aquí tenemos la técnica fotográfica de la “luna cornata”) y otras sustancias químicas (véase su análisis en este enlace: http://www.mcri.org/home/section/63-64/the-shroud-of-turin) al analizar los restos de la supuesta sangre de la sábana. Explicó que las partículas de pigmento se hallaban pegadas entre sí gracias a un fijador orgánico, que identificó como témpera al colágeno. McCrone auguró en 1980 que, si algún día se hacía, la prueba del carbono 14 dataría la tela en torno al 1356, diez años más o menos. Vittorio Pesce, antropólogo de la Universidad de Bari, mantenía meses antes de la datación por radiocarbono que la sábana había sido confeccionada entre 1250 y 1350. Y es que los documentos históricos, la iconografía, los materiales y las técnicas empleadas bastaban y sobraban para situar la aparición de la sábana en Francia a mediados del siglo XIV.
En mi experimentación personal he acabado por comprobar que el que las primeras capas de las fibras estén quemadas no responde a ningún proceso sobrenatural, sino al transcurso habitual de los yoduros de plata con una exposición de varios minutos al Sol. Mis propios análisis microscópicos de mi muestra o réplica son exactamente idénticos a los de los exámenes de la Síndone de Turín hasta el más mínimo detalle, lo que muestra a las claras que la única técnica que se usó en la falsificación de la Síndone fue la llamada “luna cornata” medieval.

Se aprecia perfectamente que, lejos de mentiras, el hombre de la Síndone está crucificado por las palmas de las manos
manos
8. Hay quienes quieren confundir la prueba del Carbono 14 que se realizó en 1988 a la misma, arguyendo que la concentración de isotopos en las cifras cambia si se manosea o calienta el objeto. Pero cualquier científico conoce perfectamente que, por mucha manipulación que haya, la velocidad a la que se desintegran los átomos inestables no se ve afectada por nada. Dado que la fibra del tejido está lavada para cada una de las muestras, no hay contaminación posible que afecte a la datación tampoco.
Recuérdese que el 31 de octubre de 1988 se hicieron públicos los resultados del Carbono 14 en la Sábana Santa. El resultado aportado fue que la misma procedía entre los años 1260 y 1390, sin ningún género de dudas.
Los sindónólogos, a pesar de que se habían realizado pruebas en 3 laboratorios diferentes, argumentaron que no daban por válida esta fecha, y que las pruebas del Carbono 14 no eran infalibles.
Se achacó a los resultados de los laboratorios como propios de persecuciones contra el Vaticano, otros dijeron que un cuerpo humano en descomposición contamina la prueba del C-14, que las capas de suciedad de la tela desmontaban la prueba del C-14 (teniendo en consideración que, como he dicho, cada muestra fue lavada antes de someterla al C-14), y la mejor de todas, que el trozo analizado del exterior era en realidad el remiendo que las monjas cosieron después de un incendio en la Edad Media.
A la técnica del remiendo de las monjas la llamaron “zurcido invisible” porque no se aprecia en la Sábana Santa que sea ningún parche. Pues bien, la técnica de cosido “zurcido invisible” jamás existió. Y si hubiera sido un parche o remiendo de las monjas se habría apreciado enseguida, así como la diferencia de color entre siglos.
Después de tantas discusiones, algunos laboratorios solicitaron una nueva muestra para analizar, que el propio Vaticano rechazó, argumentando que ellos no necesitan más pruebas.
Mi impresión de los hechos es que el propio Vaticano creyó que la falsificación estaba tan bien realizada que pasaría la prueba del C-14. Ahora vuelven los fantasmas, y saben perfectamente que un nuevo análisis ratificaría la datación, sin posibilidad alguna de defensa, por lo que ni ahora ni más adelante habrán nuevas pruebas de datación de Carbono 14, por mucho rumor que haya.
9. También se dice que hay leptones romanos en los ojos del difunto, pero cuando se observan las llamadas monedas, sólo se observan unas líneas concéntricas que forman parte de las arrugas del lienzo. Es decir, estamos ante una pareidolia. Este particular no se ha mencionado en ningún estudio serio sobre la Síndone, y sí que se recoge en todas las publicaciones esotéricas como prueba irrefutable, cuando no se contempla dibujo de leptón o moneda romana en ninguno de los ojos.
Cabe hacer notar que los judíos nunca tuvieron como costumbre enterrar a los suyos con monedas en los ojos. Lo hubieran considerado pagano, dado que ese hábito era el de los romanos, que solían hacerse enterrar con monedas para Caronte, el barquero.

Una de estas sábanas fue la que se expuso por primera vez en Lirey. Era tan burda que luego fue sustituida por la actual
sabanas
10. La primera ostensión lo dice todo…. La historia documentada de la tela ahora guardada en Turín como tal empieza en 1357, cuando la viuda del caballero francés Geoffroy de Charny la expuso en una iglesia en Lirey (diócesis de Troyes, Francia).
En 1389, el obispo Pierre D’Arcis denunció en una carta al papa de Aviñón que la imagen era un fraude, indicando que ya había sido denunciada anteriormente por su predecesor Henri de Poitiers, al que le extrañaba que no fuera mencionada en ningún Evangelio.
Según D’Arcis: “Un examen riguroso descubrió eventualmente cómo la imagen había sido astutamente pintada, siendo la verdad corroborada por el propio pintor, esto es, que fue producto de la mano del hombre y no fue forjada ni se formó milagrosamente”.
Pese a las declaraciones del obispo D’Arcis, Clemente VII (primer antipapa del Gran Cisma de Occidente) prescribió indulgencias a los que peregrinaran al sudario, por lo que la veneración continuó, aunque no se le permitió el título de «Verdadero Sudario».
Hay un documento papal llamado “D’Arcis Memorandum” que certifica que la primera ostensión de la Síndone de Turín fue en Lirey, hacia el 1357. Antes de este año jamás se había visto en ninguna parte.
Ya en 1670, el Papa Clemente X, da indulgencias a los que la visiten en su nuevo emplazamiento en Turín, orgulloso de exhibir una nueva Síndone, que ahora sí parecía más real, muy diferente de la Síndone de Lirey, del 1357. Es por ello que algunas teorías recientes comentan que quizás fuera Leonardo Da Vinci el que realizara la nueva Síndone, ya en época renacentista.
Todo y visto sólo algunos puntos, aunque podríamos estar horas rebatiendo puntos, sólo he querido colocar los diez principales que desmontan cualquier hipótesis de que estemos ante el sudario que envolvió el cuerpo de Jesús de Nazaret.
Nada de ello es real. El sudario de Turín se realizó, sin ningún género de dudas, entre los siglos XIII y XIV mediante la técnica medieval de la “luna cornata”, y con fallos anatómicos tan graves como los comentados, con un tejido de lienzo que sólo pudo crearse en la Edad Media, y con sangre esparcida de un tipo muy distinto entre los hebreos.
Pero aún con ello, los creyentes y fanáticos de la fe seguirán arguyendo sus tesis sobre pólenes que nunca estuvieron en Jerusalén, técnicas de crucifixión que no son propias de Roma (¿desde cuándo se cuelga a alguien por las palmas?), leptones romanos que ni están ni estuvieron, zurcidos invisibles para desmontar las pruebas del Carbono 14, y toda la enorme cantidad de barbaridades que se puedan imaginar.
Pero la ciencia ha podido demostrar que nada de lo dicho sucedió, la historia afirma que la Síndone apareció en una época muy concreta (pues antes de ella sólo hubieron cabezas cortadas en pañuelos), y los conocimientos de fotografía actuales nos han mostrado cómo se realizó.
Y sí, lo sé, muchos con lo mismo hacen mucho ruido. Observo por Internet que apenas hay textos de la Sábana Santa que se sometan a un mínimo análisis riguroso, y sí que hay mucho “corta y pega” de lo mismo, de creyentes aplaudiendo los misterios de la Sábana Santa que nadie podrá refutar. Y todo en ello en un orden de 100 a favor de la Síndone y 1 en contra de la misma.
Lo que demuestra a las claras una cosa, que los próximos estudios de la Síndone no deberían realizarse para averiguar más datos sobre sus orígenes o procedencia, sino sobre estudios antropológicos del porqué tanta gente necesita creer.

Edición y Grabación

LUIS PALACIOS  Y  YOLANDA S. JIMENEZ

BIODESCODIFICA-T

ESPECIALIZADOS EN CONSULTORIA INTERNACIONAL ON LINE (Skype)
 Telefono: 0034.652060777

CONSULTA PRESENCIAL EN CENTRO SALUD ARTE - BARCELONA
www.centrosaludarte.org
Especialistas en: 
BIONEUROEMOCION-BIODESCODIFICACION CP1-CP2-CP3-CP6 
PNL, 
HIPNOSIS ERICKSONIANA 
PSYCH-K
METODO YUEN 
SANACION PRANICA, PSICOTERAPIA PRANICA
METODO APH
REGISTROS AKASHICOS 
THETAHEALING
TAROT Y CANALIZACION
REIKI

Miembros de la Productora de audiovisuales LA CAJA DE PANDORA

Miembros de la Asociación Española de Bioneuroemoción





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada